Pasar al contenido principal
Invierno

Invierno

Invierno

Los inviernos en Salamanca son fríos y secos pero, salvo en días de mucha niebla, sigue luciendo el sol, por lo que si se va bien abrigado no es motivo para no poder disfrutar de los paseos por la naturaleza, especialmente en las horas del medio día, y de algunas de las alternativas de ocio propias de estos meses. Además, los paisajes de la provincia adquieren en invierno una especial belleza y más si se acude a los parajes de nieve, como las Sierras de Francia y de Béjar.

Esquiar en La Covatilla: sensaciones blancas

Si lo que se busca son sensaciones blancas, en Salamanca también se encontrará satisfacción, en la estación de esquí Sierra de Béjar-La Covatilla, a 80 kilómetros de la capital, en las inmediaciones de Béjar y

Spas y Balnearios

Para aquéllos que busquen temperaturas agradables, aguas cálidas y termales, en la provincia de Salamanca existe una amplia oferta de spas y balnearios (algunos de origen romano):

Mascaradas y Carnaval

El frío no es un inconveniente para seguir celebrando de las fiestas populares más ligadas a la tradición.

La caza del jabalí

También en otoño comienza en Salamanca la temporada de caza del jabalí, una especie de caza mayor muy preciada en la provincia de Salamanca. El entorno de la Sierra de Francia es el lugar idóneo para este tipo de caza.

La Matanza y los menús de invierno

En invierno, cuando los rigores climáticos se hacen extremos, tiene lugar uno de los ritos más arraigados en la tradición salmantina: La matanza del cerdo.